Lupus, la enfermedad del hombre lobo

10 de mayo, Día Mundial del Lupus
SVR – El lupus eritematoso sistémico es una enfermedad reumática de las conocidas como autoinmunes, esto significa que en un momento determinado, algunas sustancias normales y propias de la persona (como proteínas) se vuelven extrañas para el propio organismo.

Lupus significa “lobo” en latín. Este nombre es debido a la aparición en el rostro de muchos pacientes de manchas y erupciones semejantes a las que tienen algunos lobos en la cara. El día 10 de mayo se celebra el Día Mundial del Lupus, creado en 2004, una patología de causa desconocida que pudo ser el origen de las creencias populares en muchos países europeos de la existencia de los hombres lobo.

En los casos en que solo existen lesiones cutáneas (lupus cutáneo) el dermatólogo sería el especialista cualificado para establecer el  diagnóstico y tratamiento correcto, pero cuando evoluciona afectando a diversos órganos (riñón, corazón, pulmón…) además de las articulaciones (lupus eritematoso sistémico), el reumatólogo, como especialista en enfermedades autoinmunes, es quien debe controlarle, según afirma la Sociedad Valenciana de Reumatología (SVR).

Para el presidente de la SVR, Javier Calvo Catalá, “se trata de una enfermedad importante. Cuando una persona recibe este diagnóstico el mundo se le viene encima.   Creen que es un proceso de consecuencias fatales, con graves complicaciones, y para la cual no hay tratamiento, pero en la actualidad disponemos de muy buenos tratamientos que consiguen que un porcentaje elevado de los pacientes sean capaces de llevar una vida absolutamente normal”.

Aunque no se conoce su origen, sí se sabe que actúa trastocando los mecanismos de defensa que los seres humanos tienen para protegerse de agentes externos, haciendo que reaccionen produciendo anticuerpos que eliminan sustancias que el cuerpo cree extrañas, pero que en realidad son normales e importantes para el funcionamiento de nuestro organismo. “Se diría –afirma el doctor Calvo Catalá- que nuestro cuerpo es atacado sin motivo por nuestro propio sistema de defensa”. Como consecuencia, el sistema inmunitario ataca a células y tejidos sanos y la enfermedad va dañando numerosos órganos, como riñones, corazón, cerebro, piel, articulaciones, músculos, arterias y venas, entre otros.

Hace años se creía que el lupus era una enfermedad rara, ya que los medios disponibles para su diagnóstico eran escasos y las personas afectadas eran todo un misterio para la medicina, por lo que las creencias populares estigmatizaban aún más a los que la sufrían. Con el paso de los años las técnicas para su diagnóstico han mejorado sensiblemente, lo que ha traído consigo que se diagnostiquen un número mucho mayor de casos de lupus, que en otro tiempo pasaban desapercibidos.

Según los datos de la SVR, una ciudad que tenga cien mil habitantes, cada año tendrá siete casos nuevos de lupus y puede aparecer a cualquier edad: infancia, edad adulta y ancianos, aunque en la mayoría de los casos aparece entre los 17 y 35 años y afecta especialmente a mujeres.

Los síntomas asociados al lupus son muy variables. “Los más frecuentes –explica Calvo Catalá- van desde cansancio fácil, a la pérdida de peso inexplicable y fiebre prolongada sin un proceso infeccioso causante. El 90% de los pacientes con lupus tienen dolor articular, sobre todo en los dedos de las manos, muñecas, codos, rodillas y de los pies. En cuanto a la piel, la lesión más frecuente consiste en el enrojecimiento y erupción en la piel, en las mejillas y en la nariz. Estos pacientes tienen una piel muy sensible a los rayos ultravioletas (fotosensibilidad) y de hecho no es raro que la enfermedad aparezca tras una exposición solar prolongada.

El diagnóstico precoz es clave para controlar la evolución de la enfermedad, sobre todo en mujeres jóvenes, ya que el 90% de los casos afecta a mujeres en edad fértil y tal como se ha constatado en recientes investigaciones, el lupus se asocia a un riesgo muy elevado de abortos, partos prematuros o complicaciones en el parto. “No obstante, tranquiliza Calvo Catalá, – la mujer con lupus puede quedarse embarazada y tener un parto normal, pero es necesario consultar con su reumatólogo para aconsejarle el embarazo cuando sea más aconsejable según la evolución de la enfermedad”.

Con la celebración del día mundial del Lupus se quiere concienciar a los médicos, formar a los afectados y sensibilizar a la sociedad en general sobre esta enfermedad, así como aumentar los fondos destinados a su investigación. En definitiva, se pretende conseguir el reconocimiento mundial del lupus como una importante cuestión de salud pública. “No olvidemos, -concluye el presidente de la SVR- que es una enfermedad que requiere de la implicación de diversas especialidades, así como de los pacientes y sus familias. Todos debemos colaborar para mejorar la calidad de los afectados”.

Ver todas las noticias